Según el Ministro de Agricultura de Rusia, el aumento de la producción del azúcar derivó en una doble caída de los precios: de 42 rublos a 21 rublos. Ello suscita una seria preocupación, ya que las fábricas productoras de azúcar en muchos casos son formadoras de numerosos empleos.

Según pronósticos del Ministerio de Agricultura, la producción de la remolacha azucarera en Rusia en 2017 alcanzó un nivel de 52 millones de toneladas.

Fuente: agrobelarus.by

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *