Científicos de la Universidad Federal de Siberia elaboraron un dispositivo que mide el nivel de toxicidad de las frutas y hortalizas.

La base del sistema de prueba son los fermentos de las bacterias luminosas y las luciérnagas. El nivel de toxicidad se determina por el grado de luminosidad de los organismos biológicos al contractar con contaminación bacteriana y química de los alimentos, incluyendo la originada por metales pesados y pesticidas.

Se señala que de esta mantera los especialistas quieren buscar un análogo para los dispositivos importados destinados al monitoreo de los alimentos. Según ellos, el costo del método será 100 veces más bajo del de sus análogos extranjeros.

Fuentes: http://rusplt.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *