Los científicos rusos descubrieron varios híbridos de trigo y grama salvaje que son increíblemente resistentes a la germinación prematura y encontraron en su ADN el gen, cuya replantación en el genoma del trigo tradicional permite aumentar de forma considerable su rendimiento, según se declara en un artículo publicado en la revista PLoS One.

“Estos datos podrán ser utilizados para traspasar al trigo el gen aplicando los métodos tradicionales de mejoramiento genético, o sea, crear variedades del trigo normal resistentes a la germinación previo a la cosecha, utilizándose el potencial genético de las variedades salvajes”, – cuenta Gennady Karlov, Director del Centro de Biotecnología Molecular de la Universidad Estatal Agraria Rusa “K.A. Timiriazev”.

Uno de los más importantes “enemigos” de los granos, además de los insectos y roedores son las lluvias y las neblinas de otoño, las cuales reducen considerablemente las cosechas por una simple causa: al contactar con gotas de lluvia y la neblina parte de los granos maduros comienza a germinar directamente adentro de la espiga. Ello reduce considerablemente la calidad de la harina y no les permite a los agrónomos utilizar los híbridos perennes del trigo y la grama, el pariente salvaje de los granos tradicionales, que están sobre todo sujetos a dicho problema.

El científico Karlov y sus colegas hicieron el primer paso para solucionar dicho problema, habiendo descubierto variedades híbridas de dichos granos en la colección del Jardín Botánico Principal de la Academia de Ciencias Rusa, los cuales prácticamente no germinan adentro de las espigas al contactar con el agua.

Fuentes: agro.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *