El Ministerio de Agricultura de Rusia estima en tres años poner fin a las importaciones de hongos que hoy en día alcanzan un 90% y tiene la intención de prestar apoyo al desarrollo de la producción de los hongos en el marco del programa para la sustitución de las importaciones. En junio del año pasado dentro del ministerio ha sido creado un grupo especial para el cultivo de los hongos, el cual será responsable por establecer las medidas de apoyo estatal que permitirán aumentar varias veces la producción de los hongos y rechazar las importaciones. Hoy en día un 90% de los productos que están presentes en el mercado son productos importados de otros países. Los especialistas consideran que para ello se requiere además de obtener subvenciones del Estado reducir el costo de los hongos para poder competir con los importadores.

Se estima que para crear las condiciones requeridas se necesita producir anualmente cerca de 70 mil toneladas de hongos. Y los productores rusos todavía no lo están consiguiendo, ya que hoy en día la producción llega solamente a unas 8 mil toneladas. Se requiere de apoyo financiero para construir plantas para la producción de hongos. Eso permitiría, según la opinión de miembros del grupo especial del Ministerio de Agricultura, que en dos-tres años se consuman champiñones que se cultiven por productores nacionales.

Fuente: iz.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *