La Copa Mundial 2018 en Rusia está más cerca que nunca. Además de los espectáculos deportivos, Mundorusia.com recorre bellos lugares de este país que pueden dar el toque mágico para formar la impresión de cualquier viajero. Rusia no es solo nieve, esquíes y hielo, es una preciosa y enorme tierra con lindos lugares, que se pueden considerar joyas de la humanidad.

Hoy empezaremos con el bello y pequeño Abrau-Durso, un hermoso balneario y zona de los famosos vinos espumosos rusos. El pueblo ha sido creado en 1870 en el Territorio de Krasnodar, al sur de Rusia, integra la conformación municipal de la ciudad de Novorossiysk (de la cual lo separa una carretera de 14 km) y está ubicado a 5 km de la costa del Mar Negro, por lo cual goza de la influencia del clima costero.

La temperatura promedia en verano es de +26 y en invierno de +4.5 grados, con un promedio de 250 días soleados al año.

El pueblo fue creado por decreto del Imperador Alejandro I en las costas del más grande lago en la zona del Cáucaso del Noroeste que lleva el nombre de Abrau. Desde el principio fue una propiedad de la familia real y comenzó sus primeras experiencias como zona de cultivo de vides para la vinicultura. Las primeras vides que se cultivaron fueron las Riesling y Portugieser, posteriormente en la zona también se cultivaron Sauvignon, Pinot Franc y Pinot Gris, Traminer.

La primera cosecha se obtuvo en el año 1877. En 1882 fue construido una bodega especial equipada para producir vinos. Para el año 1882 el vinicultor E.A. Vedel ha creado vinos de mesa de las marcas “Riesling” y “Cabernet Abrau”. A mediados de 1890 se formaron finalmente los tipos de vinos de marca de Abrau-Durso de las variedades “Sauternes”, “Lafite”, “Bordeaux”, “Bourgogne”.

Cuando en 1891 fue nombrado administrador de Abrau-Durso el famoso príncipe ruso Golitsyn comenzó la era del espumoso ruso. En seis años más se produjo el primer lote de 13 mil botellas de champaña y el proceso de la producción de dicha bebida estaba completamente bajo control de vinicultores franceses que aseguraban la demanda de la corte rusa.

El proceso ha seguido hasta 1917 cuando los especialistas franceses tuvieron que abandonar el país por causa de la revolución y los enormes cambios políticos e históricos en Rusia. La producción de los vinos y champaña se vio suspendida hasta que se retomó en 1920 usándose con metodología nacional y se empezó a producir la champaña Abrau-Durso que los rusos están acostumbrados a ver en sus mesas de celebraciones. La historia de la champaña después de ello se suspendió solamente dos veces: durante la segunda guerra mundial y en 1985 por causa del la “ley seca” (cuando se aprobó el Decreto de la Presidencia del Consejo Supremo de la URSS “Sobre la Lucha contra el Alcoholismo”).

Pero Abrau-Durso no son solamente bebidas. Además de la posibilidad de visitar bodegas y disfrutar de degustaciones de vinos nacionales, uno se puede relajar en un espacio de paz a orillas del precioso lago Abrau, hacer tracking por los bosques cerca del pueblo, visitar las discotecas de las ciudades costeras de Novorossiysk y Anapa. También en la zona existen varios resorts con servicios SPA para relajarse. Además, aunque paresca mentira, pero el pequeño pueblo anualmente alberga numerosos festivales: de música, gastronómicos, de yoga y hasta de motoqueros.

CÓMO LLEGAR:

– De la ciudad de Novorossiysk se puede llegar en taxi por 300-500 rublos (5 – 9 dólares)

– En minibús desde la estación central de buses de Novorossiysk por 30 – 50 rublos (0,5 – 1 dólares).

– Desde los aeropuertos de Anapa (60 kilómetros) o Gelendzhik (51,8 kilómetros) por 1000-1500 rublos (17 – 26 dólares); el minibús o autobús en ambos casos puede costar cerca de 1-1,5 dólares.

Para llegar a esta zona en el Territorio de Krasnodar se puede tomar un avión en Moscú rumbo a Anapa (2 horas 20 minutos de vuelo) por 150-160 dólares, a Gelendzhik (2 horas 20 minutos de vuelo) por 200-240 dólares.

Una variante más es un vuelo desde la capital del país hasta la capital del Territorio de Krasnodar (la ciudad de Krasnodar) que puede costar cerca de 150 dólares. Sin embargo, la distancia hasta Abrau-Durso es de 166 kilómetros, lo cual significaría mayores costos en transporte terrestre.

En ferrocaril la mejor variante es de Moscú a Novorossiysk (los precios varían de 50 a más de 100 dólares por un adulto en vagones con compartimentos de a cuatro personas). La duración del viaje: de 22 a 30 horas aproximádamente.

* a título informativo: todos los precios fueron recopilados personalmente por Mundoruso.com  y son valores aproximados que pueden variar dependiendo de la época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *