El mercado polaco hoy en día se encuentra prácticamente arrasado por los productos de origen ruso. Según los expertos polacos, anualmente están aumentando las exportaciones a Polonia de abonos importados, dentro de los cuales prevalecen los productos rusos. Para los granjeros significa una posibilidad perfecta para adquirir abonos más baratos y para los productores polacos es una competencia dura, donde es muy difícil ganar.

En los últimos 5 años las exportaciones de los abonos a Polonia aumentaron un 55% (3,1 millones de toneladas en el año 2016). En los tres primeros trimestres del año 2017 esa cifra ya alcanza 2,6 millones de toneladas. El líder entre los exportadores es Rusia, la cual duplicó sus exportaciones a Polonia.

Los productores polacos declaran que se trata de una abierta expansión rusa y están tratando de ganar terreno elaborando abonos complicados, perfeccionando el marketing (además de un trabajo directo con los granjeros colocan en los embalajes recomendaciones detalladas para usar los abonos).

 

Fuente: agroxxi.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *